Modelos Populares

Modelos Nuevas

Españolas

HD

Mayor de 45 años

18 a 25 años

25 a 35 años

35 a 45 años

Tetas Grandes

Tetas Medianas

Tetas pequeñas

Delgada

En forma

Gordita

XXL

Castaña

Morena

Pelirroja

Rubia


Listado blog

28 - 08 - 2014

Niegan la existencia clínica de la adicción al porno

Niegan la existencia clínica de la adicción al porno

En más de una ocasión se ha hablado por ahí o se ha podido leer en determinados artículos la referencia a la adicción al porno, como si de una patología contrastada científicamente se tratase. Quizá muchas veces se equipare la adicción al sexo con la adicción al consumo de pornografía, pero esto no tiene ninguna validez científica, afirma David Ley.

Y no nos ha de extrañar nada en absoluto esta afirmación de que la adicción al porno no existe como tal. Deberíamos ya estar acostumbrados a la ingente cantidad de patologías básicamente inventadas que aparecen en los manuales de diagnóstico tipo DSM. Hoy día, y especialmente en el ámbito de la infancia y la adolescencia, casi cualquier tipo de conducta puede ser catalogada como patología, con su correspondiente propuesta farmacológica. Negocio asegurado.

Pero es que en el caso del porno ni siquiera hay diagnóstico aceptado por la comunidad científica. Esas referencias que alguna vez hemos leído o escuchado son vagas, no responden a unos criterios adecuados y sus conclusiones en general no son válidas. El propio David Ley, que es director ejecutivo del New Mexico Solutions, revisó los estudios existentes sobre este tema y encontró que únicamente un 37% de los mismos se referían a la pornografía como una posible adicción, y por si fuera poco tan solo un 27% de los estudios contaba con datos reales.

Hay que precisar que sí que existe un modelo de adicción a los vídeos porno y al contenido pornográfico en general, y es un campo de estudio que merece la pena ser investigado, pero no hay ninguna evidencia científica que asegure que ver y consumir este tipo de contenidos con una frecuencia X constituya una patología.

Tampoco se ha encontrado relación alguna del porno con la disfunción eréctil. Al contrario, si revisamos los datos que hay sobre el tema de la pornografía encontraremos incluso beneficios para las relaciones sexuales y para la conducta en general (se nos viene a la cabeza que masturbarse frente a una película porno es una forma de autoexploración sexual, así como de canalizar toda esa energía que muchos jóvenes, por centrarnos en un subgrupo de personas, necesitan transformar de alguna manera).

Como ya hemos dicho, la adicción al porno no figura en ningún manual de diagnóstico, y ante la falta de evidencia de indicadores que relacionen el consumo de este material con comportamiento patológico alguno, más nos vale ser sensatos y determinar que ver mucho porno, un consumo excesivo, puede ser tan pernicioso como realizar cualquier otra actividad sin mesura, durante horas y horas seguidas y a diario. Pero de momento no podemos hablar de enfermedad alguna.

Lo sentimos, Farmacia, de momento no necesitamos nuevos fármacos.

Y enhorabuena, aficionados al porno, ya podéis dejar este artículo y seguir viendo esas cosillas que os estaban manteniendo tan ocupados, entretenidos y excitados.


El contenido de esta página es solo para mayores de 18 años, o la edad legal en su lugar de residencia. Si usted es menor de edad por favor abandone de inmediato esta página, de lo contrario pulse ENTRAR.

ENTRAR  SALIR