Ver más...


Acceso telefónico (No es necesario estar registrado)

Dispone de 90 segundos para llamar. Tendrá acceso a todas las salas.

 

IMPORTANTE: tras iniciar la llamada, deberá esperar 20 segundos, será redireccionado automáticamente.

Opcional:
Introduzca a continuación su nick, y haga clic en OK antes de acceder a una sala:

 
 

Precio de la llamada IVA incluido: 1,21€/min. desde teléfono fijo y 1,57€/min. desde móvil. Duración máxima 30 min. Este servicio, reservado a mayores de 18 años está prestado por Desarrollo Técnicas de Información y Comunicación, S.L., apartado de correos 002, 08293 Barcelona.

Listado blog

15 - 01 - 2024

¿Es seguro el sexo en la piscina o el jacuzzi?

¿Es seguro el sexo en la piscina o el jacuzzi?

Recomendaciones para el sexo bajo el agua

A diferencia de nuestros padres o abuelos, nosotros tenemos la fortuna de vivir en una sociedad que ya no tiene miedo a hablar sobre la sexualidad humana. También tenemos la suerte de encontraros inmersos en un mundo que nos permite -salvo que se trate de lugares públicos- tener relaciones sexuales en cualquier parte. Sexo en la playa, en los probadores de ropa de centros comerciales, en la piscina, en el jacuzzi... En estos dos últimos lugares es donde vamos a fijar nuestra atención en el presente artículo. De verdad, ¿es seguro tener sexo en una piscina o un jacuzzi? Las relaciones sexuales en estos sitios tan particulares son muy divertidas y salvajes. Sin embargo, también conlleva sus riesgos, como la transmisión de enfermedades sexuales o embarazos no deseados. Pero amigos no dejéis que esta marea de miedo os impida disfrutar del sexo bajo el agua. Basta con tomar una serie de precauciones y ¡listo! ¡Podréis sacar el máximo partido al sexo acuático sin poner en riesgo vuestra salud!

¿Qué riesgos entraña el sexo acuático?

Debemos ser honestos con nosotros mismo: ninguna persona quiere terminar un encuentro sexual bajo el agua en una sala de emergencias. El cloro que tiene una piscina puede terminar quemando nuestros genitales; el agua es un fluido que facilita la transmisión de enfermedades sexuales... Además, el riesgo de embazados no deseados es igual que cuando practicamos sexo en el dormitorio. Todas estas preocupaciones que, seguramente, ronde por vuestras cabezitas son ¡reales! Pero tranquilos, ya que voy a mostraros cuál es el camino a seguir para sortear estos obstáculos. ¿A qué no cruzarías una calle atestada de tráfico sin mirar a ambos lados? Pues lo mismo sucede con el sexo en la piscina o el jacuzzi. ¡Antes de ponerlo en práctica es fundamental disponer del conocimiento adecuado para tomar la decisión más acertada! Toda esta información está a vuestra entera disposición un poquito más abajo.

La verdad sobre el sexo en la piscina o el jacuzzi

Creadme: no sois los únicos que han pensado en tener relaciones bajo el agua. La mayoría de la gente ha tenido esta idea tan entusiasta. El sexo en la piscina es novedoso, divertido, sexy... ¡Un acto de placer tan estimulante como tener sexo con una estrella del cine adulto o una chica de los chats de sexo en vivo! Es algo que todos deberíamos probar al menos una vez en nuestras vidas. Es sexo impredecible que puede ayudarnos a sentirnos más satisfechos con nuestra vida íntima. Por lo que se siente al recorrer el agua nuestros cuerpos desnudos; por la emoción de experimentar un sexo totalmente diferente...; ¡hay que follar bajo el agua! Pero vayamos al meollo de la cuestión: ¿cómo puede afectar el agua y el cloro a las relaciones sexuales en la piscina?

Lo primero que hay que decir sobre esta cuestión: el cloro es indispensable para nuestras piscinas y jacuzzis. Este producto mantiene el agua limpia de bacterias y gérmenes. Por lo tanto, es imprescindible mantener relaciones sexuales en agua que esté debidamente descontaminada de organismos patógenos. Lo contrario supondría un riesgo elevado e innecesario de contraer todo tipo de enfermedades. No obstante, el cloro tiene un lado negativo. Es un producto que puede alterar el frágil equilibro del pH en la piel, dando lugar a posibles quemaduras en las partes íntimas e infecciones. Respecto al agua, ¿cómo afecta este a la lubricación natural del cuerpo femenino? El agua es un elemento que elimina la lubricación natural de la vagina. De hecho, arrastra todas las secreciones vaginales fruto de la excitación hacia el exterior. Este fenómeno tendrá un impacto negativo en la penetración, ya que se producirán fricciones molestas. Sin embargo, que esto no os eche para atrás. Más adelante os contaré como hacer frente a estos inconvenientes.

Sexo acuático: la importancia de usar el preservativo

Puede que os consideréis unos verdaderos especialistas en el sexo acuático. Quizás creáis que soy expertos en el arte de la seducción bajo el agua. Sin embargo, incluso quienes gocen de estás habilidades deben respetar esta regla de oro: el uso del preservativo es indispensable para tener sexo seguro. Ya sea en la piscina o en una bañera de hidromasajes, la protección es fundamental. ¡Olvidaros de la idea de que el agua evita la posibilidad de los embarazos no deseados! De hecho, sucede justo lo contrario: los genitales en contacto con el agua conlleva un riesgo más elevado de que el condón se deslice o se rompa. Obviamente, esto implica que es más fácil dejar a alguien embarazada o que se produzca el contagio de alguna enfermedad sexual. Por lo tanto, ¡más vale prevenir que curar! El sexo acuático no es cómo ver porno o interactuar en los chats de sexo en vivo. Aquí hay contacto físico y, por ende, el riesgo de embarazo o ETS está siempre presente.

Ahora, esto que acabo de comentaros nos lleva a la siguiente pregunta: ¿cómo podemos evitar que el preservativo se deslice al entrar en contacto con el agua? Un estudio realizado por la prestigiosa revista American Journal of Public Health afirmó que el uso de lubricantes resistentes al agua evitan que el preservativo resbale durante el coito en la piscina. Otros estudios han demostrado que existen otras alternativas anticonceptivas perfectamente compatibles con el agua. Estas son las más populares:

Preservativos de poliuretano: son mucho más resistentes al contacto con el agua que los clásicos a base de silicona.

Lubricantes de silicona: los mejores para el agua. Evitarán que el condón se deslice o rompa en la piscina.

Planificación: si vais a tener sexo acuático, colocaros el preservativo antes de entrar en la piscina o el jacuzzi.

Amalia-milf
Saracross69
salmaferrer
ElisseStar
MilaLarue
-Valentiina-
Dulce-Coral
Bellaamadura
FreyaHarriet
DulcesMiell

¿Qué dicen los médicos sobre el sexo bajo el agua?

La mayoría de las personas piensan que la Medicina está en contra de practicar el sexo acuático. Sin embargo, no es así. Ahora bien, los médicos hacen hincapié en tomar las precauciones necesarias. Estas son las cosas que nos dicen los especialistas en medicina para mantener sexo seguro en la piscina o el jacuzzi:

Lubricación: como ya hemos comentado, el sexo acuático provoca que la lubricación vaginal sea deficiente, dando lugar a una penetración molesta por fricciones incómodas. Por lo tanto, es fundamental que los participantes emplean lubricantes compatibles con el agua: es decir, lubricantes a base de agua. Los mejores lubricantes a base de agua son: Intense Orgasmic Gel (Durex), EasyGlide (compatible con preservativos de latéx y silicona); Gleitgel (EIS) y LUB Gel (Control). Estos lubricantes se puede adquirir tanto en tiendas físicas como virtuales por un pequeño precio.

Protección: el uso de preservativos es fundamental a la hora de mantener relaciones sexuales bajo el agua. El condón evita que se produzcan embarazos no deseados o la transmisión de ETS. Recordad que esto no es cómo masturbarse viendo películas guarras o interactuar en los chats de sexo en vivo. Aquí sí hay contacto físico. Por lo tanto, siempre habrá riesgos que deben evitarse mediante la protección adecuada.

Higiene: también es importante tener en cuenta la limpieza del agua. Hay que evitar el sexo en agua contaminada. Asegurarse de que el agua está libre de bacterias y gérmenes.

Comunicación: es un elemento esencial en cualquier clase de relación sexual. En referencia al sexo acuático, la comunicación implica aprender a expresarle a nuestra pareja cuándo estamos incómodos, o necesitamos que se detenga o, simplemente, no nos gusta el sexo en el agua. Hay que aprender a respetar los gustos de la otra parte, así como tener en cuenta su comodidad y placer. Que a nosotros nos resulte satisfactorio el sexo bajo el agua no significa que a ella también.

El sexo en el agua puede ser una manera muy divertida de mejorar nuestra vida sexual. Puede darle un giro radical a nuestra vida íntima al tiempo que nos servirá como una fuente inagotable para satisfacer las fantasías sexuales. Sin embargo, es crucial tomar una serie de precauciones antes de ponerlo en práctica. Recordad que esto no es sexo virtual, como el que se produce en los chats de sexo en vivo. Se trata de relaciones donde hay contacto físico. Por ende, debemos usar preservativo, lubricantes a base de agua, aseguramos de que el agua esté limpia... Agredad un poco de sentido común al sexo acuático y ¡tendréis ante vuestras manos una verdadera aventura acuática repleta de placer y seguridad!

Ver nuestras webcams


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y la experiencia de usuario. Si continúa navegando, acepta su uso. Para más información consulte nuestra Política de cookies.

ACEPTAR

El contenido de esta página es solo para mayores de 18 años, o la edad legal en su lugar de residencia. Si usted es menor de edad por favor abandone de inmediato esta página, de lo contrario pulse ENTRAR.

ENTRAR  SALIR